Se encuentra usted aquí

Suscribirse a Sindicar

Los euros andorranos se retrasan hasta 2014

Cinca entra en la sala de comparecencias.

El euro andorrano tendrá que esperar más de lo previsto inicialmente. Al menos hasta enero del 2014, pese a que el acuerdo monetario firmado con la Unión Europea establece inicialmente que, si se cumple la normativa en materia de lucha contra la falsificación, la acuñación se podría hacer a partir de julio del próximo año.

Así lo adelantó ayer el ministro de Finanzas, Jorge Cinca, en la comparecencia al Consejo General, donde desgranó el calendario de aplicación del convenio.

El Gobierno apuesta por centrar ahora los esfuerzos en estudiar la forma de trasladar al país aquella normativa europea más urgente según el acuerdo, que es la que hace referencia a la prevención del blanqueo de capitales o la firma de un acuerdo de cooperación con la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO), así como la legislación en materia de billetes y monedas, y la de lucha contra el fraude y la falsificación. Justamente, cumplir estos dos últimos puntos es esencial para poder iniciar la acuñación, y Cinca puso de relieve que los 18 meses de plazo establecidos por el convenio van más allá de julio de 2013, que es cuando ya se podía emitir moneda propia.

"Hay mucha legislación a hacer y somos un país virgen en este tipo de textos; debemos crear todo de cero", remarcó el ministro, quien apuntó que, además, el hecho de que parte de la emisión (un máximo del 20%) se pueda destinar al coleccionismo "aconseja hacerlo a inicio de año".

Cinca adelantó que se calcula que se podrán acuñar unos tres millones de euros como máximo y que se quiere "mantener la capacidad de equilibrio" a la hora de decidir si se fabrican en Francia o en España. El Gobierno prevé convocar a finales de año el concurso para el diseño de los euros, una vez se haya celebrado la primera reunión de la comisión mixta de seguimiento del acuerdo.

El titular de Finanzas expresó la confianza de que, a pesar de "la pesada tarea" que hay por delante, se puedan cumplir los plazos. Sin embargo, apuntó que "lo que importa es trasladar la idea de que se trabaja sin pausa" para que, dentro del comité, "se pueda variar el calendario si hace falta".

Fuente: Diari d'Andorra

Tags: 

Comparte esta noticia en: