Se encuentra usted aquí

Suscribirse a Sindicar

El euro, visto para sentencia en Alemania

El porvenir del euro quedó ayer visto para sentencia en la localidad alemana de Karlsruhe (al suroeste del país), sede del Tribunal Constitucional de Alemania. Sus magistrados se pronunciarán hoy sobre los recursos presentados por varias fuerzas políticas y secundados por miles de ciudadanos contra la participación germana en el nuevo fondo de rescate de la UE, el llamado MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad). Los firmantes de tales recursos sostienen que el funcionamiento del MEDE, dotado con 500.000 millones de euros y del que Alemania es primer contribuyente, vulnera los principios democráticos y recorta la soberanía del Parlamento alemán.

Un fallo en contra podría provocar, según el consenso de los analistas, un cataclismo en los mercados financieros y multiplicaría los riesgos para la continuidad del euro.

El recurso de urgencia presentado el viernes por el diputado bávaro Peter Gauweiler, pretendiendo un aplazamiento de la decisión tras el anuncio de la compra de deuda soberana por el Banco Central Europeo (BCE), no alteró el calendario marcado por el TC.

Un euroescéptico

Gauweiler, reconocido euroescéptico y "cliente fiel" del Constitucional, había sumado su procedimiento de urgencia a una demanda anterior, con el argumento de que la decisión del BCE, el jueves, había cambiado el escenario. Este diputado de la Unión Cristianosocial Bávara (CSU), partido hermanado a la Unión Cristianodemócrata de Angela Merkel, pretendía detener la entrada en vigor del MEDE hasta que el BCE diera marcha atrás a su decisión, al considerar Alemania asume nuevos riesgos con la activación de la compra ilimitada de deuda.
La postura Gauweiler, un euroescéptico que ha recurrido al TC contra prácticamente todas las decisiones del Parlamento respecto a medidas de política europea, podría considerarse individual, aunque también es cierto que una mayoría de ciudadanos alemanes (un 54%, según los sondeos) son contrarios a la compra de masiva de deuda.
Junto a sus recursos están, además, los presentados por La Izquierda –único partido que voto en bloque en contra del MEDE y el pacto fiscal–, así como un colectivo denominado "Más democracia", al que respaldan 37.000 firmas.

Entre todos han formado una alianza contranatura, en la que destaca el rostro de Gauweiler, un parlamentario de 63 años que suele vestir la chaqueta típica de Baviera y al que se ha reprochado que acude con más presteza al TC que al Bundestag, por su alto grado de absentismo en el hemiciclo. El personalismo del diputado ha eclipsado algo la demanda firmada como "Más democracia", la más numerosa en la historia del TC por los 37.000 ciudadanos que la respaldan y que impulsó la exministra de Justicia socialdemócrata Herta Däubler-Gmelin.
Las tres demandas principales fueron presentadas minutos después de que el Bundestag y el Bundesrat (Cámara baja y alta) ratificaran la aportación alemana al MEDE y el pacto fiscal, el 29 de junio pasado.


Comparte esta noticia en: