Se encuentra usted aquí

Subscribe to Sindicar

El principio de Inmunidad Soberana fue clave para ganar el caso Odyssey

'El expolio de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes', así se tituló la conferencia que ayer impartió la especialista en numismática y subdirectora del Museo Arqueológico Nacional, Carmen Marcos Alonso, dentro del ciclo 'Los Martes en el Museo'. Una charla en la que la Marcos trató el caso de la empresa 'caza-tesoros' Odyssey y la recuperación del tesoro extraído en aguas territoriales españolas en 2007. Pero además, la especialista analizó la historia del buque hundido en octubre de 1804 por los ingleses en la 'Batalla del Cabo de Santamaría' con 595.000 monedas de oro y plata a bordo.

- ¿Qué escucharon los asistentes a la conferencia?
-Estaba dividida en dos parte, en la primera intenté poner en situación sobre lo ocurrido actualmente y el proceso legal que se ha desarrollado hasta recuperar el tesoro que pertenecía a España. Luego me centré en el contexto histórico en el que sucede el ataque a la fragata y el hundimiento en el año 1804. Recuperé a los actores importantes de la historia y del momento, como José de Bustamante o Diego de Alvear y Ponce de León, para que el público revalorice ese patrimonio por su valor histórico y no por el comercial.

- Se conoce la historia reciente pero, ¿cómo fue el hundimiento de 'La Mercedes'?
-La fragata Nuestra Señora de las Mercedes, partió de Ferrol hacia Lima por orden de Godoy, para recoger los caudales de la Real Hacienda. Tras pasar unos meses allí y preparan el cargamento, inició el viaje de vuelta, en el que se vio obligado a parar en Montevideo para solucionar una serie de circunstancias. Cuando estaba llegando a España, a la altura del cabo de Santamaría, la flota fue sorprendida por una escuadra británica y cuando puso resistencia se produce el ataque. Tras recibir la bala de un cañón se hundió a mucha profundidad.

- Tras el expolio del tesoro por parte del Odyssey. Creo que sus investigaciones fueron esenciales para la recuperación.
- Ha sido un proceso muy largo en el que la numismática ha tenido un papel muy destacado e importante, porque fue un hallazgo fundamentalmente de monedas. Entonces fue necesario en los primeros momentos identificar el barco y no hubiera habido caso, sin la identificación de esos materiales procedentes de 'La Mercedes'. En ese sentido, el análisis de las monedas aportó una serie de datos y documentaciones que apoyaron esta hipótesis.

- Las 17 toneladas de monedas que volvieron el 25 de febrero. ¿Actualmente dónde se encuentran?
- Llegó a España y está en el la Secretaría de Estado de Cultura, en el ministerio están trabajando en vistas de lo que será la documentación, el estudio y tomarán las decisiones que consideren oportunas. Creo que se expondrá, porque uno de los objetivos es difundirlo entre el público y que el ciudadano conozca las piezas procedentes de un yacimiento expoliado y que tras estos años de litigio ha resultado una victoria a favor de España.

- ¿Qué sensación tuvo al conocer la sentencia del Tribunal Supremo de EE.UU.?
- Mucha alegría, porque a lo largo de todos estos años había sucesivas sentencias y no sabíamos lo que podía pasar. No veíamos llegar el momento de la posible recogida y cuando llegó la resolución final, fue una gran satisfacción. Es el fruto de mucho trabajo y un gran número de personas hemos luchado por ello; un equipo formado por personal del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, de la Subdirección General de Protección del Patrimonio, del Museo Nacional de Arqueología Subacuática y del Museo Arqueológico.

- Realizaron una reconstrucción del hundimiento para demostrar que se trataba de la fragata española.
- Sí, en años anteriores el abogado que nos representó, consiguió dar con un equipo de personas con el que pudo reconstruir la historia de esta fragata española. Demostró que era 'La Mercedes' y como era un buque de Estado, estaba protegido por el principio de inmunidad soberana, que en EE.UU. ha sido uno de los argumentos claves para que España haya ganado el caso Odyssey.

- Tras muchos años en el fondo del mar, ¿en qué condiciones se encuentra este tesoro?
- Hay una parte de los materiales que se intervino y restauró. Pero las monedas de oro, -al ser un metal noble-, se conservaron bastante bien. Las de plata, hay piezas que están mejor y otras con las condiciones propias de un pecio submarino. Lo cierto es que estaba a 1.100 metros de profundidad y en aguas bastante frías y no son las mejores condiciones que a lo mejor puedan tener materiales de este tipo.

Fuente: La verdad


Comparte esta noticia en: