Se encuentra usted aquí

Suscribirse a Sindicar

Junqueras impulsa el Eurocat, la moneda catalana

La Generalitat de Cataluña sigue trabajando en el desarrollo de las estructuras para la independencia, como apremia la CUP. El anteproyecto de presupuestos de la Generalitat prevé consolidar el Departamento de Relaciones Exteriores y la Agencia Tributaria Catalana y las dota con 50 millones de euros cada una; y, según publica este lunes La Razón, el vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, impulsa en pleno riesgo de quiebra el Eurocat, la moneda catalana.

Asegura que Junqueras tiene sobre la mesa desde el pasado 26 de abril el proyecto para crear una moneda catalana, y que “en el Ejecutivo no descartan que cualquier día pudieran intentar dar un golpe de efecto por ese lado”.

Destaca que la iniciativa plantea “abrir un camino de soberanía financiera ante la falta de soluciones financieras en Cataluña”. “Y para ello apuntan en la dirección de crear un nuevo sistema monetario y financiero en Cataluña, que funcione de forma paralela a la moneda convencional y que permita inyectar liquidez a las pymes y a la Generalitat”, añade.

Asimismo, indica que para ponerlo en marcha, la propuesta pasa por establecer un sistema de crédito mutuo multilateral, que los catalanes se otorgarían entre sí, de forma que, al no poder utilizarse fuera de Cataluña, se activaría la economía local, según argumentan.

Por otro lado, el citado diario resalta que esta moneda catalana no puede sustituir al euro porque carecería de la confianza y solidez necesarias para ser utilizada de forma generalizada, y tendría que convivir con él.

“El eurocat no serviría para pagar el petróleo que los catalanes necesitan, ni para pagar las deudas de las empresas y particulares catalanes. Los promotores del eurocat solamente contemplan que los euros se puedan convertir en eurocats, pero no al revés”, explica.

Cabe recordar que la Generalitat ya encargó 45.000 monedas para una supuesta "república catalana", que fueron fabricadas en China y llegaron al puerto de Barcelona a finales de agosto de 2014, según publicó El Mundo.

Formaban parte de un proyecto impulsado por la Generalitat y el Gremi de Filatèlia y Numismática para conmemorar el 300 aniversario de la Diada. El Ministerio Público abrió una investigación tras recibir una denuncia del Ministerio de Economía que advertía de la posibilidad de que la Administración catalana estuviese acuñando moneda con motivo del tricentenario de la Diada.

Cabe recordar que el artículo 386 del Código Penal establece penas de ocho a 12 años de cárcel para "el que altere la moneda o fabrique moneda falsa, el que introduzca en el país o exporte moneda falsa o alterada y el que transporte, expenda o distribuya, en connivencia con el falsificador, alterador, introductor o exportador, moneda falsa o alterada".

La Fiscalía no vio indicios suficientes de que se hubiera cometido un delito de falsificación de moneda, cuya persecución corresponde a la Audiencia Nacional.

Asimismo, el pasado 15 de noviembre, bajo el lema Otra estrella en Europa, se presentó también lo que sería un euro estelado: una pieza casi idéntica a los dos euros con las cuatro barras y una estrella.

El Gremio de Filatelia y Numismática de Cataluña ha diseñado una edición limitada de monedas y sellos propios para una Cataluña independiente, basándose en las conmemoraciones de 2015 que ha establecido la Generalitat. Ha lanzado una edición de 3.000 ejemplares a 23 euros el juego de ocho piezas.

La moneda equivalente a los dos euros está representada por Companys y su lema Tornarem a vèncer! (Volveremos a vencer), mientras que la moneda de un euro homenajea a Neus Català, la superviviente de un campo de concentración en Alemania, y la de 50 céntimos rinde tributo al 750 aniversario del nacimiento de Ramon Llull.

Fuente: La gaceta.

Tags: 

           Comparte esta noticia en: